“El calor y la sequía han propiciado una vendimia sana y prolongada en Bodegas Vilano”, según su enólogo José Carlos Álvarez Ramos.